Tarta de queso ligth (de nevera).

Ingredientes: (para molde de 22 cm de diametro)
-Medio paquete de galletas (200 gr aproximadamente)
-Una cucharada y media grande de margarina.
-Una tarrina de queso de untar ligth (300 gr).
-Un vaso de leche desnatada o omega 3 (250 ml).
-9 láminas de gelatina.
-Edulcorante.
-Cantidad de un vaso de frutos rojos para la capa de arriba (en mi caso fresas y frambuesas).

Preparación:
Troceamos y picamos las galletas hasta hacerlas como tierra, ya sea con una picadora, con un mortero, poniéndolas en una bolsa hermética y pasando un rodillo por encima chafándolas bien…
Cuando lo tengamos, derretimos la margarina en el microondas unos segundos, y la incorporamos a las galletas.
Mezclamos todo bien y poco a poco se nos creará una especie de “masa”.
Cogemos el molde y cubrimos toda la base con esta “masa” dejándola bien aplastada y uniforme.
Llevamos a la nevera.
Ponemos 6 de las láminas de gelatina en un culín de agua para que se vayan hidratando, yo las suelo cortar en trocitos para que sea más fácil y rápido.
Mientras se enfría, vamos preparando la parte del medio, ponemos en un recipiente apto para batidora y microondas la tarrina de queso de untar ligth y el vaso de leche, batimos, añadimos edulcorante al gusto y volvemos a batir.
Llevamos esta mezcla al microondas, el tiempo justo para que la mezcla se caliente (dependerá de la potencia de cada microondas, pero no es mucho tiempo), lo sacamos, le añadimos el culín de agua con las 6 láminas de gelatina ya hidratadas, volvemos a batir hasta que se incorporen bien las láminas de gelatina.
Sacamos nuestro molde de la nevera, añadimos esta mezcla encima de la base de galletas realizada antes, y dejamos reposar todo en la nevera durante unas horas, que se irá cuajando.
Cuando ya está más o menos cuajada, cogemos el vaso de frutos rojos preparados al gusto, le añadimos un poco de agua (la justa para llenar los huecos entre la fruta del mismo vaso) y lo calentamos en el microondas un poco, como hemos hecho con la mezcla anterior para incorporar la gelatina.
Mientras esto se calienta, hidratamos las 3 láminas de gelatina que nos quedan.
Con la fruta y el agua ya caliente, batimos, añadimos la gelatina hidratada, volvemos a batir hasta que quede bien incorporada, edulcoramos al gusto si lo vemos necesario, ponemos esta mezcla encima de la anterior en el molde, y en cuanto cuaje en la nevera, lo tenemos listo.

Toque personal:
Parece una receta con mucha elaboración, pero en realidad es muy sencilla y rápida de hacer, lo único es que tienes que esperar a que se cuajen bien las capas.
Es una forma de darnos un caprichazo de dulce con muchísimas menos calorías que con la receta original, ya que sustituimos la nata por la leche, el edulcorante por el azúcar, la mantequilla por la margarina, etc.
Y también nos permite realizar la capa de arriba de lo que queramos, ahí cada uno puede ser creativo y añadir las o la fruta que más le guste, porque la manera es bien fácil de hacer.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s