Lasaña sin bechamel.

 

Ingredientes: (2 raciones)
-5 placas largas de pasta de lasaña (yo uso las que van directas al horno sin cocer).
-Un tomate maduro grande.
-Una zanahoria.
-Una cebolla.
-60 gramos de carne picada (en mi caso elegí de vacuno).
-Un chorrito de vino tinto.
-Medio vaso de leche.
-Albahaca.
-Queso rallado y/o en polvo.
-Sal.
-Pimienta.
-Nuez moscada.

Preparación:
Pelar la cebolla y la zanahoria, cuando lo tengamos, lo llevamos junto con el tomate, cortado todo en trozos grandes a la batidora (si no tenéis una batidora que pueda picar esto, hacedlo simplemente cortándolo en trocitos pequeños a mano), y lo picamos bien, poco a poco y con cuidado (yo uso la batidora de vaso, pero también se puede usar una picadora de mano).
Cuando lo tengamos, añadimos esta mezcla en una sartén junto con una pizca de sal y un poco de albahaca, subimos el fuego al máximo hasta que comience a hervir, y cuando esto ocurra, lo dejamos haciéndose a fuego mínimo tranquilamente durante unos 15 minutos (si vemos que se queda sin liquido, añadimos un pelín de agua, pero normalmente con el propio líquido del tomate maduro, basta).
Cuando hayan pasado esos minutos, añadimos a esta mezcla la carne picada bien desmenuzada, una pizca de pimienta, un chorrito de vino tinto, y un pelín más de sal.
Removemos bien y dejamos que se cocine todo junto durante unos 5 minutos más, a fuego mínimo.
Mientras tanto en una cazuelita a parte, ponemos el medio vaso de leche a calentar, cuando comience a hervir, añadimos queso en polvo o rallado al gusto, y una pizca de nuez moscada, lo removemos bien a fuego medio durante un minuto y lo retiramos del fuego.
Ponemos a precalentar el horno por arriba y por abajo a unos 180 grados.
Y mientras se calienta, comenzamos a montar la lasaña.
Las placas de pasta al estar sin cocinar, están duras, así que la primera, para que se me pegue un poco a la bandeja le añado una cucharadita de la mezcla de leche que hemos preparado.
Ponemos la placa de pasta, un poco de la mezcla de la carne y las verduras, una cucharada de la mezcla de leche, otra placa de pasta y así sucesivamentehasta acabar con la última placa de pasta de arriba en la que pondremos sólo el queso en polvo o rallado, y lo que nos quede de la mezcla de leche.
Ahora solo nos quedará llevarla al horno de 15 a 20 minutos…¡y lista!

Toque personal:
Me gusta añadirle un chorrito de vino tinto porque le aporta el toque perfecto a la mezcla, y con el calor de la mezcla realmente el alcohol que pueda contener se evapora.
Me gusta usar carne de vacuno también porque le aporta más sabor y a la vez menos grasa.
Y por último como veis, sustituyo la bechamel por simplemente una mezcla de leche y queso, el queso, puede ir al gusto, cuanto más le añadas, más sabor a queso tendrá y también más grasas, y para finalizar, ese toque de nuez moscada siempre le da a esta mezcla el toque perfecto.
Es una receta perfecta para cuando tienes invitados, o simplemente para uno solo, acompañado de una buena ensalada.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s