Albóndigas de pollo a la almendra.

Albóndigas de pollo a la almendra.
Ingredientes: (dos raciones, unas 10 albóndigas normales)
-Una pechuga de pollo grande (o cualquier otra parte del pollo si quieres que sea más meloso).
-Perejil.
-Ajo en polvo (o normal).
-Albahaca.
-Harina (de avena, integral o normal).
-Una cebolla (o tres cucharadas de la cebolla ya cocinada).
-Almendras naturales (enteras, a trocitos o hechas harina).
-Una cucharadita de salsa de soja.
-Una pizca de endulzante (yo usé sirope de agave, pero se puede usar cualquiera).
-Ajos tiernos.
-Sal.

Preparación:
Metemos en una picadora (abajo os dejo foto de la que yo uso) la pechuga (o el trozo elegido) de pollo cortada en trozos grandes, perejil, ajo y albahaca al gusto, y lo picamos todo junto.
Cuando tengamos la carne picada, preparamos un bol pequeño con agua (al mojarnos las manos cada dos o tres albóndigas será mucho más fácil de manejar la carne ya que sino se nos pegará a las manos), y una bandeja con la harina elegida.
Y vamos creando las albóndigas, nos mojamos un pelín las manos, hacemos una bola con la carne picada, y la pasamos por la harina superficialmente, es sólo para crear una capa finita exterior.
Cuando las tengamos todas, ponemos una cazuela al fuego (antiadherente si no quieres usar aceite) y las metemos dentro a fuego fuerte para que la capa exterior se haga rápido; vamos moviéndolo para que no se queme.
Al tener todas la capa exterior más o menos hecha (se notará en el color), bajamos el fuego y añadimos un vaso de agua, la cebolla ya troceada y pochada (podemos hacerla antes, yo siempre tengo hecha para este tipo de cosas, o usar la congelada), las almendras a trocitos o molida que es harina de almendra (yo le puse 3 cucharaditas de harina de almendra), una pizca de sal y dejamos que se vaya haciendo a fuego lento, reduciendo unos 15 minutos.
Pasado ese tiempo, añadimos a la mezcla una cucharadita de salsa de soja, media cucharadita de endulzante (es sólo para dar un toque) y los ajos tiernos. Removemos todo bien, probamos de sal, si hace falta más se la añadimos, y dejamos que se haga durante unos 10 minutos más.
Y listo.

Toque personal:
La picadora que uso es este aparato de aquí que va unido a la batidora de mano. Jubilé mi batidora de antes por una nueva en rebajas, ya que no iba cara al aire, y este utensilio venía con ella, lo uso mucho, e iré poniendo más recetas donde lo use (y sino, siempre podéis intentar picarlo de otra manera o simplemente cortarlo a trocitos muy pequeños).
La carne picada de pollo empastra bastante, a la mínima se te pega en las manos (de ahí el truco del agua, que se hace lo mismo al hacer sushi con el arroz) y es muy blandita, por lo que al hacer las bolitas, lo que hago es ponerlas en la bandeja con harina, y en vez de mover las bolitas, mover la bandeja, así las bolitas ruedan, se impregnan con lo justo de la harina y no se destrozan.
La salsa me la inventé porque de pequeña siempre recordaba una salsa que mi madre hizo una vez (sí, sólo una vez pero me marcó jajaja) con almendras, así que decidí experimentar y el resultado es esta receta que me encantó.
Los ajos tiernos los podéis cambiar por otro tipo de verdura, como brócoli, o guisantes, o cualquier cosa al gusto, yo le puse esa, porque me quedaban poquitos y tenía que gastarlos.
Lo puedes acompañar con un poquito de arroz blanco, y queda muy bueno, o con una ensalada, o un poquito de pan.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s