Bajo la sombra del buho. I.I.

Una silueta humana tapada con una enorme capa negra, escondía su rostro bajo una densa capucha y caminaba por el ancho sendero que conducía a la pequeña posada El sol de medianoche.
Perseguida por su sombra, acompañada de un perro mediano color canela a sus pies, y un ave fénix con plumas rojas como la sangre y doradas como el oro más brillante nunca visto, sobrevolando por encima de su cabeza.
La oscuridad de la noche se cernía rápidamente sobre ellos…
Llegaron a la posada, atravesaron la puerta y se sentaron en la mesa más apartada del barullo de la gente. Pidió una jarra de cerveza y se dispuso a observar en silencio a las personas que había ahí dentro con sus correspondientes conversaciones…
-Los wolfters ya han saqueado las aldeas del sureste, pronto los tendremos pisándonos los talones. Tenemos que lograr conseguir más gente si queremos sobrevivir, sino, a este paso, acabaran con nosotros y se harán con  las tierras de todos nuestros reinos- decía un hombre dos mesas a su derecha.
-Vayamos hacia el sur, y por el camino iremos reclutando un buen número de guerreros para poder hacerles frente- contestaba el compañero de mesa de éste.
-No hacen falta más guerreros teniéndome a mí cerca, yo aplastaré con mis propias manos a esos seres despreciables. ¡Más gente como yo, y esas aldeas aún seguirían en pie! En vez de haberse rendido ante tales seres. ¡Plantarles cara es lo que hace falta, con un par de cojones, y no luchar dos minutos y darse la vuelta para salir corriendo como nenazas agarrándose las faldas!-habló un tercero mientras golpeaba en la mesa con su jarra medio vacía de cerveza y poniéndose en pie a la vez.
-¡Deberíamos acorralarlos, arrancarles los dientes y despellejarlos con sus propios colmillos!-habló levantando mucho más la voz para que lo oyera cualquier persona ahí presente y mientras su jarra caía al suelo sonoramente.

-¿Y cómo lo vas a hacer? Con esas manazas tan torpes dudo que aguantaras ni un miserable asalto- la voz sonó fría y desafiante a la vez que oscura bajo la densa capucha negra de la esquina.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s