Adiós.

Adiós.
Me quiero despedir de ti, porque llegaste a ser mi vida, incluso más importante que la mía, aunque esto es algo que nunca supiste, porque nunca se me dio bien contar los extremos dónde mi mente puede llegar a llevarme, y nunca quise sacar ni las sacaré nunca por dar pena, porque si alguien te ama estará ahí por lo bueno que le aportas y nunca por la tristeza de lo que puede haber hecho en consecuencia del dolor.
Amor…¿hasta dónde llega el amor? O mejor…hasta dónde esta el límite…el límite del dolor, ese límite que hace que tu miedo pueda más que el amor…ese límite que hace que el miedo destruya a esa persona que te ama…ese miedo que pide a gritos algo de amor real, del bueno, pero que a la vez le tapa la boca y le hace dar patadas…
Nunca lo entenderé…pero en el momento en el que dejas que el miedo esté por delante del amor, lo único que aportas es dolor…y ahí está el límite…y ahí es cuando el fin acaba por aparecer de golpe.
Te quise, juro que te quise más que a mi propia alma…y la luna mejor que nadie lo sabe…pero también aprendí a apreciar cosas que valían más.
Que el amor, con miedo, nunca funciona…
Que el amor cobarde, no existe…
Que si tú vas por delante del dolor que puedes crear…no es amar.
Porque amar es estirar tanto del miedo, que le arranques los brazos para liberarte de él, amar es hablar contigo mismo antes de poder crear dolor a esa persona.
Amar es estabilidad, paz, es sentir que esa persona te aporta tranquilidad, que juntos, la vida es mucho más sencilla, porque cualquier adversidad que aparezca, no tendrás que afrontarla sola, te ayuda a crecer, a ser mejor persona, a hacer un buen equipo de vida para poder sonreír juntos el máximo tiempo posible.
Amar es destruir el miedo, acelerar aun sabiendo que no hay frenos sin ver lo que hay más allá de la curva…
Esto es para mí el amor…
Así que me despido, porque necesito sentirme así desde hace mucho tiempo…
Puede que lo consiga algún día…o puede que no…o puede que ya esté ocurriendo pero sólo necesite verlo y prestarle la atención que se merece…o puede que me equivoque…
No lo sé, pero necesitaba despedirte y despedir esa parte de mí…
Adiós.

Un comentario sobre “Adiós.

  1. Ojala no hubiera sido asi.ojala hubiera buscado la ayuda que ahora si tengo para volver a encontrarme.ojalá pero ya nunca tendremos la vida juntos que un dia soñamos.la tienes pero con otra persona.no me alegro pero a la vez me da un poco de paz conmigo mismo saber que alguien te hace feliz.

    Yo tambien te digo adios para pasar pagina para siempre.
    Desearte lo mejor del mundo porque te lo mereces todo Alba,todo.te querré siempre

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s