Compras en Lush.

El viernes pasado fue la inauguración de la nueva tienda de Lush en la calle Colón (Num 13), y allí que fuí con una amiga.
Como contaba en el anterior post de pequeños detalles fue una pasada, nada más entrar una chica nos enseñó y probó una de sus barritas de masaje, aunque yo iba con idea de coger alguna, esto ya acabó de hacer que me decidiese.
Más tarde otra dependienta nos probó la crema de Charity Pot, una crema que el precio de esta va casi toda para ayuda humanitaria. Me encantó la hidratación que aportaba, fuí con las manos bastante secas y salí de allí oliendo de maravilla y con las manos hechas un pincel.
Otra de las dependientas tenía dos jarras de agua en las que había puesto una bomba de baño, que tintaba el agua de un color rosa precioso, hacían un montón de espuma y llenaban el ambiente de un olor delicioso mezla entre ciprés y bergamota.
Yo iba con idea de reponer uno de mis básicos para el pelo, que es el acondicionador Jungle, la pastilla verde que se ve en la imagen, y además me levé unas cositas más.
La barrita de masaje Soft Coeur, de las más pequeñitas, pero el olor me enamoró, y contiene manteca de cacao (de ahí el olor que me encandiló), manteca de karité, miel, cacao en polvo, aceite de almendra, aeite de naranja dulce salvaje y aceite de bergamota, entre otros ingredientes. La pasas por la piel y va dejando un rastro de aceites perfecto para dar masajes, y además (y un punto muy importante para mí), luego no sientes la pesadez que dejan otros aceites que parece que nunca se los empape la piel, al revés, la piel lo consume la mar de bien sin dejar más rastro que el perfume.
Y para finalizar cogí dos bombas de baño.
Think Pink, que tiene un olor dulce y floral delicioso (es la de las tres florecitas), entre sus ingredientes hay aceite de lavanda, vainilla, confeti de corazones rosas (lo cual creo que en la bañera será una pasada) y floresde caramelo.
Y Creamy Candy Bubble Bar, (la de una flor) que tiene un olor totalmente a chicle de fresa.
Estas fueron mis compritas y la verdad es que como siempre estoy muy contenta con todos los productos.
Lush es una tienda de productos naturales que no testa en animales y sólo por ello ya merece un gran respeto y más en la industria de hoy en día.
Hay gente que se queja a veces de que los precios son algo caros, pero personalmente tengo que decir que como en todas partes, hay que saber qué elegir, y a parte de eso saber medir en calidad del producto y si nos vale la pena o no según nuestras necesidades.
En mi caso, me vale la pena sin tener que dejarme un riñón cada vez que voy, y lo más carillo, para ocasiones especiales está bien tenerlo en una lista.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s