Galletas de avena y harina de algarroba.

Ingredientes: (unas 12 galletas)
-2 cucharaditas de azúcar moreno.
-1 cucharada de aceite de oliva.
-2 claras.
-Un par de gotitas de esencia de vainilla.
-60 gramos de harina de avena.
-60 gramos de copos de avena.
-1 cucharadita de semillas de chía (opcional).
-1 cucharadita de levadura de cerveza (opcional).
-1 cucharadita de semillas de cáñamo (opcional).
-1 cucharada de harina de algarroba.
-1 cucharada de almendra molida.
-Edulcorante.

Preparación:
Ponemos a precalentar el horno.
Ponemos en un bol las dos cucharaditas de azúcar moreno, la cucharada de aceite y mezclamos bien hasta que se incorporen.
Añadimos las claras, la esencia de vainilla, edulcorante al gusto si es necesario y removemos de nuevo.
Cuando esté la mezcla, añadimos poco a poco el resto de ingredientes sólidos sin dejar de remover,  harina de avena, copos de avena, las semillas (chía, cáñamo), la levadura de cerveza, la harina de algarroba y la almendra molida.
Conforme vayamos añadiendo ingredientes, la mezcla nos irá quedando más y más durita.
Ahora nos toca preparar la bandeja de horno, con papel vegetal e ir haciendo las galletas.
A mi me gusta hacerlo con las manos, ya que es una masa un poco difícil de manejar de otra manera; por lo que me mojo las manos con un poco de agua, y voy haciendo bolitas de la masa y aplastándolas en la propia bandeja con la mano. Cada dos galletas me intento mojar las manos, esto hará que no se nos pegue tanto la masa.
Las llevamos al horno a unos 180 grados durante unos 15-20 minutos aproximadamente (como siempre cada horno es un mundo así que mejor ir ojeando).
Cuando estén listas, las sacamos del horno y las ponemos encima de una rejilla para que suden y hasta que no se enfríen no las guardaremos, ya que sino se nos quedarán blandas.

Toque personal:
El uso de semillas podéis ponerlas según gustos, yo usé las que tenía por casa y pensé que quedarían bien en la mezcla.
No olvidar guardar las galletas una vez frías en una caja metálica si no queremos que se nos ablanden.
La harina de algarroba es un sustitutivo del cacao, hacía tiempo que quería probarla y me animé a ello, y la verdad es que el sabor me ha gustado mucho, así que os animo a probarlo.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s