Cambio de cocina.

Hace nada acabamos de cambiar la cocina, y quería compartirlo con vosotros, ya que sin gastar demasiado me gusta mucho como ha quedado y no es nada difícil.

Comenzamos con la cocina tal cual, como veis, azulejos del año de la picor horribles, muebles pintados de azul oscuro la base y las puertas de azul un poco más claro. sumando unas horribles cortinas a cuadros azules y blancos.
Por supuesto lo primero era empapelar la encimera para no mancharla y limpiar los azulejos con quitagrasas.

Una vez preparado y limpio toca pintar, usé esta pintura de leroy merlín (22 euros el bote), he de decir que para la pared de en frente usé una diferente hace años y no megustó nada, era satinada, y con el tiempo se ha ido descorchando, a parte de que había que mezclar la pintura con un catalizador (lo que hacía que la pintura agarrase mejor) sin embargo esta es una maravilla, del bote a los azulejos y súper fácil de manejar. Todo con un rodillo pequeño.

Así quedó tras la primera pasada de pintura (no cubría mucho pero era cuestión de más capas).

Segunda pasada (ya está casi cubierto del todo).

Y tras la tercera pasada, ya quedó perfecto.

Lo siguiente era desmotar las puertas, quitarles los pomos y lijar toda la superficie pintada de azul, tanto puertas como muebles, como podéis ver con una simple lija cuadrada de gránulo fino basta, la cuestión era quitarle el brillo para que la nueva pintura agarrase mejor. Un truco que me dijo mi chico y que yo no sabía era que si agregabas unas gotitas de agua al lijar, se lijaba mucho mejor, y era cierto. Por supuesto, tras lijar, acabe cual pitufo azul.
Una vez lijado, se nota que el color del mueble se queda totalmente mate, así que es hora de pintar.

Esta fué la pintura que elegí para las puertas (perdón por los manchurrones) también de Leroy Merlín (10 euros el bote).

El tono es este, el numero 3 naranja mandarina brillante.

Y a pintar tocaba, de igual manera con un rodillo pequeño, y un pincel para los bordes. Esta foto es tras darle la primera capa de pintura, que como véis transparentaba un montón, pero es normal, ya que la base era un color más oscuro. Al final me tocó darle cuatro capas a las puertas y dos a los bordes (sin olvidar las bisagras de las puertas).

El otro color elegido para el resto del mueble (lo que era azul oscuro) decidí pintarlo de morado (es más oscuro de lo que se ve en esta foto, en la de abajo se ve más el color real), del mismo tipo de pintura que el naranja, pero el color número 1 violeta tulipán satinado (luego me di cuenta de que cogí el anterior brillante y este satinado, pero al final no quedaba mal, ya que los tonos que quería estaban sólo así).

Así que mientras yo daba las capas de naranja a las puertas, mi chico fue pintando el resto del mueble con esta pintura, la cual se secaba más rápido que la naranaja, y con dos capas fue más que suficiente.

Ya seco todo, tocó volver a colocar de nuevo las puertas en las visagras (en mi caso era algo fácil ya que sólo había que encajarlas) y colocarle de nuevo los pomos después de limpiarlos bien con quitagrasas.

Y el último toque, cambiar esa horrible cortina de cuadritos azules y blancos, por esta tela, comprada en el mercadillo (4 euros el metro) y además es impermeable por lo que si se mancha es mucho más fácil de limpiar y no se ensuciará tanto. No me hizo falta ni coserla, simplemente usé una pistola de silicona (en los chinos tenéis súper baratas) para pegar el bordecito de arriba haciendo un pliegue para meter la barra y listo.

Resultado final:
 
 Una cocina,aunque vieja, totalmente nueva a la vista, con mucha más luz y mucho más cálida.

Al final para toda la cocina usé dos botes de pintura de azulejos (era la pared que veis más las de los laterales), uno de pintura morada y dos de pintura naranja (aunque nos ha sobrado medio bote).
Entre los botes de pintura, la tela nueva, cinta de carrocero (para tapar antes de pintar), los rodillos, pinceles y lijas, no llega ni a 100 euros, cocina nueva por menos de 100 euros, ¡creo que está genial!
La gente suele pensar que para hacer estos cambios sale mucho más caro, pero si investigas, tienes paciencia, ganas y buena mano, se pueden hacer auténticas maravillas, o al menos yo, me he quedado contentísima con el cambio.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s