Cuidado capilar casero.

Normalmente la gente suele usar los típicos champús, acondicionadores y mascarillas de las tiendas para su cuidado capilar, estos contienen una cantidad de químicos, siliconas y parabenos de los cuales no somos conscientes muchas veces y los cuales no son muy beneficiosos para el cabello.
Empecé a investigar sobre este tema que me parecía interesante, pasé de los champús normales como puede ser pantene, fructis, etc, al tiempo, me salió una dermatitis seborréica en el cuero cabelludo, la cual con estos productos se acrecentaba cada día más y más, por lo que decidí probar a usar champús naturales sin parabenos ni siliconas.
El resultado fue una mejoría (aunque no total) de mi dermatitis, y a parte de esto, el cabello, al principio comenzaba a estar más y más áspero (esto se debe a la eliminación de las siliconas, que lo que consiguen es hacer una película en el cabello y por ello suele estar más suave, pero a su vez no lo deja respirar), pero con el uso frecuente de haber eliminado éstas siliconas el pelo fué mejorando hasta volverse mucho más suave y brillante.
Quise dar un paso más, investigar, y con ello llegué a lo que a día de hoy es mi cuidado capilar casero, os explico.

Uso dos productos, el bicarbonato para limpiar y el vinagre de manzana para hidratar.
Pongo en una botellita pequeña de plástico un par de cucharadas grandes de bicarbonato, y el resto de la botella la relleno con agua.
Lo  mismo con el vinagre, pero aquí doblando la cantidad de vinagre a unas cuatro cucharadas (cogida ya la medida lo acabas haciendo a ojo), y el resto de la botellita de agua.
Una vez en la ducha, mojo mi cabello, aplico la mezcla de agua y bicarbonato frotando bien por todo el cuero cabelludo, esto lo limpia profundamente, además exfolia un poco por los granulitos (y un beneficio extra es que el bicarbonato blanquea las uñas, así que tenemos dos por uno).
Luego enjuago bien mi cabello, lo escurro, aplico la mezcla de vinagre y agua por todo el cabello, froto un poquito y lo dejo actuar sobre unos tres minutos (éste restaura el ph y mejora las cutículas de los filamentos capilares entre otros beneficios) a modo acondicionador.
Pasado este tiempo, lo enjuago y el olor desaparece.
Al salir de la ducha, me seco un poco el cabello con la toalla, y lo puedo desenredar fácilmente sin necesidad de usar ningún producto más (tengo que añadir que soy una persona con el pelo tan fino que si no me aplicaba algún desenredante era imposible desenredarme el pelo).

 Yo sigo con mi dermatitis, pero ha mejorado muchísimo con este método.

¿Conocíais esta técnica? ¿Alguien más la usa o la ha probado? Comentadme, o si la habéis probado, que tal os ha ido.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s